Pienso y Existo

diciembre 8, 2007

Urgente con urgente se cancela

Filed under: Pensamientos — Wilmar Perez @ 6:09 pm
Tags: , ,

Desde que llegó temprano en la mañana, Víctor supo que tendría el peor de los días. No había aún terminado de prender el computador cuando el teléfono comenzó a sonar insistentemente, al contestar debió soportar el acostumbrado puñado de saludos de plástico y falsos intereses de su interlocutor antes de pedirle de manera urgente los cuadros comparativos que demostraban el impacto del producto con la última campaña. Unos minutos más tarde lo llamaba su jefe a pedirle, con carácter urgente, un correo electrónico explicando los hechos acaecidos donde un importante cliente y por el cual habían llegado comentarios desfavorables a la gerencia. Su celular sonó un par de veces pero era su hermana, a ella podría responderle más tarde. Después de trabajar toda la mañana logró terminar las tareas solicitadas; interrumpido, por supuesto, por las llamadas, falsamente corteses, de su jefe y compañeros interesados en el progreso de los documentos solicitados porque era urgente tener esa información. Una vez, cumplida la tarea, sólo tuvo tiempo de comerse un paquete de papas y una gaseosa de la máquina de la oficina ya que había que terminar las demás tareas que, como era de esperarse, se iban convirtiendo minuto a minuto en urgentes para otras personas. Llegada la noche encontró su casa convertida en una sala de velación. Su madre había tenido un ataque cardiaco, intentaron avisarle pero el no respondió a ningún teléfono, no tuvo tiempo de decirle adiós a su mamá porque estaba haciendo cosas urgentes. 

Nuestra sociedad ha convertido la palabra urgente en el adjetivo de las tareas cotidianas. Las oficinas se llenan de urgencias mientras en las calles y las selvas los que no tienen poder para catalogarse como urgentes, deben soportar la espera del tiempo e interés que nunca llegará porque la sociedad está muy ocupada vendiendo computadores y comprando petróleo. 

Día a día debo soportar cómo la sociedad en la que vivo cataloga, de manera ligera, y, para mí, risible, cientos de tareas estúpidas como urgentes. Tareas que no cambian el mundo, tareas que sólo satisfacen la papelería que inunda las oficinas día a día y que sirven únicamente para acumular unos dólares más en las chequeras de un grupo acaudalado de personas o, simplemente, sirven para trasladar en otros las responsabilidades que no se quieren asumir. No niego que esas tareas sean importantes o deban recibir un trato prioritario para el negocio de las empresas, pero no son, a mi parecer, urgentes. 

Urgente es sacar a los secuestrados de sus prisiones, urgente es ofrecer alternativas de empleo a la gente para que no recurran a la delincuencia o a la mendicidad para llevarse un pedazo de pan a la boca, urgente es hacer un proceso de paz con la guerrilla o derrotarla militarmente, urgente es mejorar los servicios de salud para que no sólo aquellos que pueden pagar una consulta privada puedan ver aliviadas sus dolencias. 

Como decía un amigo: “muchos urgentes se cancelan entre sí porque todo adquiere la misma prioridad”. Hago un llamado para que se racionalice el uso de esta palabra y se utilice sólo en aquellos casos que lo ameriten. No me despierten a las 3:00 a. m. porque un servidor de correo electrónico no funciona, despiértenme en cualquier momento si mi sangre le puede salvar la vida a alguien o mis seres amados me quieren dar un abrazo y mirarme a los ojos antes de morir. 

Llámenme de manera urgente cuando vayamos a gritar con convencimiento y todos juntos: “Libérenlos”.

Titulo: palabras de Arley Gutiérrez

Anuncios

4 comentarios »

  1. Hablas como sueñas, Chango;
    Hoy es urgente escuchar al otro;
    Hoy es urgente conectarnos y no sentirnos solos;
    Hoy es urgente reiterar las consignas saintterrienses: “Ninguna muerte justifica victoria alguna”

    Pero está dificil don Dario,
    La urgencia de los negocios pasa porque la gente continúe siguiendo con mansedumbre bovina sus dictados de buen pastor

    Que se le va a hacer: No necesitamos de su sangre, amigo, Necesitamos sus ideas y sus esfuerzos para darlas a conocer, para que en coincidencia o diferencia, podamos recrear el mundo mejor que nos merecemos

    DON DOC PETROFF
    Presidente Saintterriense;

    Comentario por saintterriens — diciembre 8, 2007 @ 6:54 pm | Responder

  2. Que buen artículo! y es que sí de verdad los Urgentes se convirtieran en hechos realizados creo que esta vida sería más llevadera, sin dejarnos llevar por esos “urgentes” que no valen la pena y que de algún modo solo sirven para provocar stress.

    Comentario por Emilia Lucía — diciembre 9, 2007 @ 3:46 pm | Responder

  3. Urgente. Latinoamérica esta urgida de acción.
    El tiempo pasa rápido para los que lo viven, y tan lento para los que lo mueren. Urgente es apurar el tiempo para que ellos vivan.

    Seguimos en democracia en Argentina.

    No voté a Cristina, pero brindo por ello.

    Votemos la democracia. Botemos las dictaduras.
    Participar no es sólo ir al llamado civil cada tantos años. Es estar. Eso es urgente. Participar. Estar.

    Comentario por santiagodelrio — diciembre 10, 2007 @ 4:58 pm | Responder

  4. […] en tercer lugar, la sociedad debe aprender a respetar el tiempo libre y la vida de los individuos: el sentido de la urgencia debe llevarse a sus debidas proporciones de tal manera que no se asuma que el empleado está dispuesto a pensar en los asuntos laborales […]

    Pingback por Living on a prayer « Pienso y Existo — diciembre 26, 2007 @ 10:36 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: