Pienso y Existo

enero 9, 2008

The Twilight Zone

Filed under: Pensamientos — Wilmar Perez @ 11:47 pm
Tags: , , , ,

Desde que tengo uso de razón no recuerdo una sola semana en Colombia donde no haya ocurrido una tragedia de grandes proporciones: una masacre, una avalancha, un incendio, etcétera. Para nosotros la desgracia se ha convertido en parte de la vida, parte de un mundo que aunque nos rodea creemos que está lejos de nosotros. No es sano estar pensando en las desgracias, la muerte y las miserias que nos rodean; pero tampoco lo es ignorarlas para construir un mundo paralelo de felicidad y progreso. A veces siento que en este país se vive en dos dimensiones paralelas donde por error seres de la una entran a la otra desafiando la felicidad plástica de unos y la miseria perpetua de otros. No creo en cuentos de terror pero ¿será que hemos entrado a The Twilight Zone y nos hemos quedado atascados en ella? 

Hace unos días leía los titulares de uno de los diarios más populares y respetados del país: “No habrá más comisiones humanitarias”, “Más de 400 afectados por incendio en Pereira” y “Mafias obtuvieron diez mil toneladas de químicos legales”; sin embargo, el titular central rezaba: “Toda Colombia está de fiesta”. En realidad Colombia entera es una rumba completa, desde el norte hasta el sur y desde el oriente hasta el occidente, los grandes carnavales y las pequeñas fiestas de pueblo abundan por doquier. Festivales y fiestas bañados por el licor donde se rinde tributo a la música popular que con su contenido machista y retrógrado ha contribuido al atraso de la formación cultural colombiana y el embrutecimiento de un pueblo que a fuerza de tener héroes de telenovela ha enterrado la cabeza en la tierra para evitar la realidad que lo rodea. 

El cuarto poder colombiano ha hecho muy bien su papel de generador de espectáculo, olvidando casi por completo el rol que debe tener como veedor y denunciante. Alumnos brillantes de William Randolph Hearst han vendido su ética por una mayor densidad de anuncios por cuartilla, lo cual se logra creando noticias alarmantes o populares y, en el camino, polarizando al país para que continúe ardiendo la leña que alimenta esta guerra interna que cada día diezma más nuestra moral y nos ahoga en un mundo irreal donde un país casi perfecto va paralelo a un infierno más dantesco que aquel que el escritor italiano hubiese podido imaginar. 

Surgen de vez en cuando publicaciones que pretenden contrarrestar el poder de los grandes medios y se definen como verdaderos denunciantes de la realidad nacional, sin embargo, en su mayoría se polarizan hacia el otro extremo y se convierten en los “nada-esta-bien-cistas”, es decir, aquellos macartistas que piensan que lo que hace a su manera simplemente esta mal porque están tan concentrados en creerse el centro de la verdad que no se dan cuenta que ellos se convierten en el nido de otra mentira. 

Como resultado de nuestro periodismo fashion se ha creado una masa de pueblo que vive de eslóganes y campañas por el rescate de nuestros valores, sin darse cuenta que son sólo rebaños que van donde los perros los empujen. Como todas las ovejas siguen pensando que el lobo está muerto no hay quien avise cuando éste llega y se carga con unas cuantas, las demás no quieren saber que algunas han muerto, sólo les interesa mirar al suelo y continuar comiendo el pasto al que están acostumbradas.  

La única solución a la imbecilidad existencial que nos rodea  es recibir una educación que nos permita pensar el mundo que habitamos y a nosotros mismos, no una educación mecánica y estadística que sólo sirve para seguir construyendo un mundo perfecto paralelo a ése de miserias y muerte que aprendimos a ignorar creando muros hechos de piedra y estrellitas de televisión.

Anuncios

3 comentarios »

  1. El periodismo no existe, sólo el marketing. El dinero nos dirige. Nada de ideales, sueños, amor… lo que importa es el dinero.

    Yo quiero hacer periodismo de verdad, para la gente que lo ncesita. Pronto. eso espero.

    Comentario por Catalina Trujillo de la U — enero 10, 2008 @ 10:13 am | Responder

  2. Como decia en el Blog de Cata: Colombia es un país de contradicciones, encasillado unos días en alegrías pasajeras pero lleno al mismo tiempo de arraigada tristeza y desconsuelo, ese es el país en que vivimos y que desafortunadamente es imposible cambiar.

    Comentario por Emilia Lucía — enero 10, 2008 @ 10:54 pm | Responder

  3. Cata y Emilia, yo creo que si es posible cambiar los parámetros mercantilistas que se han apoderado de cada uno de los rincones del país. Sin embargo, yo creo que ésto no se hará pronto no dentro de los contextos actuales; el país tendrá que sufrir impactos contundentes que lo lleven a despertar y asumir actitudes distintas, lo cual tarde o temprano, desafortunadamente, pasará.

    Comentario por darioperezb — enero 11, 2008 @ 7:16 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: