Pienso y Existo

enero 23, 2008

Sueños bolivarianos

Filed under: Realidad — Wilmar Perez @ 11:44 pm
Tags: , , , ,

Los movimientos geopolíticos suelen ser bastante complejos y delicados, suelen estar llenos de mentiras, cortinas de humo y verdades a medias que distraen al público de la verdadera trama que se va desarrollando a espaldas de la sociedad. Los últimos acontecimientos que se han presentado entre Colombia y Venezuela hacen que se desaten diversas especulaciones sobre lo que está pasando y los diferentes escenarios que pueden tener lugar de acuerdo con diferentes puntos de vista e interpretaciones. Sin ser un experto en geopolítica, utilizando lógica básica, me arriesgo a hacer mi propia especulación de la situación actual y sus posibles repercusiones. 

En principio me resisto a creer que el presidente Chávez llegue al punto de ordenar operaciones militares contra Colombia porque a pesar de la costumbre que tenemos de tildar de loco a aquel que difunde a voz en cuello opiniones diametralmente diferentes a las nuestras, es necesario reconocer en el mandatario venezolano a un hombre sagaz e inteligente que ha sabido mantener el poder y la popularidad en un país donde se mueven grandes intereses económicos mundiales. Sin embargo, Chávez también ha demostrado ser bastante explosivo y poco diplomático en sus declaraciones, lo cual lo ha llevado a ganarse el repudio de no pocas personas en el mundo. 

En el hipotético caso de un ataque militar venezolano a Colombia, estaríamos enfrentados a un nuevo conflicto de repúblicas bananeras que no tendría mayor trascendencia a nivel mundial sino fuera por los depósitos venezolanos de petróleo y la coyuntura actual que convierte a Colombia en el único aliado incondicional de Estados Unidos en Latinoamérica. El vecino país tiene un grave problema inflacionario que se vería incrementado al tener que aumentar el gasto fiscal por un conflicto bélico, mientras tanto el gobierno de Uribe se vería obligado a constituir, como mínimo, dos frentes de guerra, lo cual lo llevaría, inevitablemente al mismo destino del ejercito alemán durante la Segunda Guerra Mundial. Es probable también que, aprovechando la coyuntura, el señor Ortega intente una jugada militar para apoderarse de una vez por todas de San Andrés y Providencia. 

Ante tales hechos, es altamente probable que el señor Bush decida apoyar a Colombia de manera activa con refuerzos de su ejército. Esta circunstancia sería acogida, sin duda alguna, por muchos colombianos que aún creen en la buena voluntad del vecino del norte. En este escenario, por tanto, se podría crear un conflicto de tales proporciones en Colombia que le dé una excusa a la Casa Blanca para, eventualmente, invadir a Venezuela.  

Por tanto, de manera irónica, los residentes del Palacio de Miraflores con sus acciones beneficiarían de manera directa los intereses norteamericanos. Es sabido que el crecimiento económico de Estados Unidos ha sido nutrido por guerras que le resultan en grandes beneficios financieros y movimiento de dinero impulsado por el gasto militar. De esta manera, para Bush no representa ningún esfuerzo abrir otro frente de batalla, especialmente con la perspectiva de tener el control directo sobre los pozos venezolanos y parte de la Amazonía que tanto desea poseer. Es claro ver que una vez abierto el corredor asiático a través de Afganistán, Turkmenistán, Azerbaiyán, Armenia y Turquía; tal zona quedaría cubierta y restaría determinar el control político sobre zonas de gran riqueza en combustibles fósiles pero gran inestabilidad política como Nigeria y Venezuela. 

Por tanto, ¿será que el señor Hugo Chávez termina haciéndoles el favor a los gringos? Sería mejor ver sus esfuerzos concentrados en utilizar su riqueza para lograr una unión, por el camino adecuado, de las republicas bolivarianas como lo soñó su compatriota El Libertador. A estas alturas de la historia una unión entre pueblos tan inmaduros no se puede lograr por la fuerza sino por la vía de acercamientos diplomáticos y comerciales. Ojala los gobiernos y congresos andinos tuvieran la grandeza de pensarse como pueblos hermanos y no como niños que pelean por un dulce tirado al aire por el chico mayor del barrio que se aprovecha de la ingenuidad de los otros.

Anuncios

1 comentario »

  1. Este Chávez ya comenzó la invasión. Todo el día me llegan correos sobre él. No más Chávez por favor.

    Comentario por Catalina Trujillo de la U — enero 24, 2008 @ 9:55 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: