Pienso y Existo

febrero 3, 2008

Divide y perderás

Filed under: Pensamientos — Wilmar Perez @ 6:32 pm
Tags: ,

Existen muchas razones para criticar a los Estados Unidos y su política internacional. A los dirigentes norteamericanos de ser seres absolutamente maquiavélicos que se sirven de su poder militar y económico para meter sus narices en cualquier lugar del mundo porque siempre habrá algo que les interese: hidrocarburos, posición estratégica, biodiversidad, etc. Gran parte de los estadounidenses pueden, a su vez, ser calificados de poco cultos, consumistas por excelencia, irrespetuosos de las culturas y costumbres de los demás y fundamentalistas de las causas que su gobierno esgrime para justificar los atentados a otras culturas, a otros países y al medio ambiente. Sin embargo, lo que no se les puede dejar de reconocer a los gringos es su capacidad de mantenerse unidos como un bloque para defender sus creencias, su territorio y su forma de vida, así esto implique unirse por causas éticamente cuestionables. 

Los latinos y los colombianos en particular, por otra parte, nos empeñamos en hacer todo lo contrario: dividirnos hasta quedar completamente debilitados. Desde la época del Libertador, cuando se tenía el sueño de crear una gran nación, surgió el perverso personaje de Santander para impulsar la desunión entre las regiones, convirtiéndonos, eventualmente, una serie de pequeñas republicas inundadas con corrupción y problemas sociales que dejan sólo una estela de pobreza y miseria que durante  siglos nos ha caracterizado. Colombia perdió Panamá exactamente por lo mismo, una división interna que, inmediatamente, los gringos supieron capitalizar. Internamente tenemos regionalistas dedicados a resaltar nuestras diferencias y no nuestras similitudes, lo cual ha resultado en una identificación prácticamente nula de patria que sólo es posible despertarla animando a veintidós tipos en pantaloneta corriendo detrás de un balón. 

Para la sociedad es absolutamente sano y necesario tener visiones políticas diversas que planteen soluciones con diferentes orientaciones para las problemáticas que vive el país. Sin embargo, no es sano que unos y otros empiecen a desvirtuar problemáticas con el simple objeto de atacar la posición de un partido político contrario. Siguiendo con el ejemplo del vecino del norte, es claro que demócratas y republicanos tienen diferentes orientaciones pero ambos conservan políticas de Estado congruentes y definidas para las relaciones internacionales y los temas principales de la agenda gubernamental. En Colombia cada gobierno que es elegido asume que lo que se hizo anteriormente estaba mal hecho y, por tanto, arma su propio tablado que será desmontado cuatro años más tarde por el siguiente gobierno. En otras palabras, el Gobierno en Colombia es un circo que cambia de payasos cada cuatro años. 

Esta falta de cohesión para todos los temas, inclusive aquellos que en primera instancia parecen obvios, le ha hecho más daño a la nación que toda la corrupción y el narcotráfico juntos. El país no ha construido una fortaleza alrededor de unos valores fundamentales que le sirvan como soporte para aguantar los golpes causados por las crisis que debemos vivir constantemente. Es sorprendente, por decir lo menos, que aún los propósitos más loables, sean utilizados como mercancía política y oportunista para, en última instancia, ganar beneplácitos con buenas acciones ajenas. 

No bien hubo tomado algo de fuerza la marcha de protesta convocada por un sector de la población civil, las hienas políticas fueron cayendo una a una sobre este ser hasta casi herirlo de muerte y, ciertamente, dejarlo absolutamente desfigurado. Inclusive aquellos que son objetos de protesta se atrevieron a dar su propia interpretación del objetivo de la marcha. El Polo Democrático Alternativo en una actitud que probablemente la historia le cobrará, decidió hacer su propio evento paralelo porque su propia ceguera social no le permite ver que más allá y comprender que aunque el Presidente se asocia a la lucha contra las FARC, el objetivo original de la marcha era protestar contra este grupo sin importar el tinte político desde el cual cada cual hiciera su propuesta. Otros tantos políticos montaron su propio grupo que a su amaño manipuló a sus propios seguidores para darle el matiz electoral que a cada cual le conviene.  

¿Será que en un país donde no se alcanza una cohesión nacional por la avaricia de los individuos y grupos que ostentan el poder, se podrá encontrar alguna vez una solución conjunta para el agudo problema de violencia que vivimos? 

Yo creo que la única solución se podrá dar en el tiempo con la formación de una conciencia política e histórica de la realidad colombiana en nuestros niños. Estos crecerán y formarán una nueva sociedad más conciente y pensante sobre su obligación real con un país que ya está cansado de sufrir.

Anuncios

4 comentarios »

  1. Estamos muy de acuerdo, compa. Todo este despliegue de medios, de discursos y de peticiones ¿son realmente lo que piensan los Colombianos o es ooootro truco del neoliberalismo ?
    Cada vez es más difícil lidiar contra la influencia de quienes manejan los medios, y por supuesto, contra la moda de la pereza de pensar. Nosotros opinamos que…

    http://elcombo.wordpress.com/2008/02/02/marcha-mentira-moda/

    Saludos desde El Combo, Darío.

    Comentario por El Combo — febrero 3, 2008 @ 7:04 pm | Responder

  2. Es cierto Colombia es un país donde las ideas de unos se ven empañadas por vicios politicos partidistas, creo que la unica solución para lograr ideas conjuntas es pensar sin centralismos, siendo concientes que lo que verdaderamente cuenta como en el caso de la marcha por la Paz, es eso, mostrar un precedente contra toda forma de violencia, venga de quien venga. Que bueno seria pensar una Colombia sin partidos politicos establecidos y más bien ser un país de soluciones conjuntas creadoras de progreso y bienestar.

    Comentario por Emilia Lucía — febrero 4, 2008 @ 10:24 am | Responder

  3. La marcha fue un éxito. Los que marchamos lo hicimos porque creemos que hay un camino, que lo podemos recorrer y que llegaremos a la meta. La voz es sólo una: Nom ás violencia, venga de donde venga, no queremos más.

    Ojalá esta marcha permanezca en nuestra memoria y nos anime a seguir caminándole a Colombia.

    Comentario por Catalina Trujillo de la U — febrero 4, 2008 @ 9:59 pm | Responder

  4. Si el resultado de la marcha es una mayor cohesión nacional que ayude a formar un frente verdadero que ayude a enfrentar de manera real los focos de violencia y corrupción del país, bienvenida sea esta. Los medios se han encargado de convertirla para bien o para mal en el espectaculo de turno, por lo menos eso sirvió para hacerle publicidad. Somos un país de regiones divididas culturalmente, factor que los partidos políticos han aprovechado no para enriquecernos con las facetas que ofrecen el bagaje histórico de cada raza sino para acentuar las diferencias y crear feudos electorales.

    Ojala, esto sea el comienzo de una etapa histórica diferente para Colombia aunque comparto la visión de Antonio Caballero. Comparto la visión de El Combo y Emilia, y apoyo de corazón la visión optimista de Catalina.

    Comentario por darioperezb — febrero 5, 2008 @ 7:26 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: