Pienso y Existo

marzo 26, 2008

Tecnología para cavernícolas

Filed under: Pensamientos — Wilmar Perez @ 11:11 pm
Tags: ,

Abrir tranquilamente los ojos con los primeros rayos del sol de un nuevo día sin el estresante ruido del despertador, saborear el olor y el sabor de una taza de café recién hecho, tomar un baño disfrutando el olor del jabón sobre la piel, vestir un jean y una camiseta sin protocolo, prender el computador y, sin salir de casa, llegar a la oficina, entrar al mundo y ser productivo en los términos mecanicistas de nuestra sociedad. Evitar los trancones, aliviar al mundo del calentamiento global producido por miles de vehículos desplazándose, evitar el uso innecesario de cubículos atiborrados de papeles y sonrisas de plástico. Tener un par de horas más para leer,  hacer deporte, besar y hacer el amor. La tecnología actual hace que miles de personas puedan trabajar a distancia ahorrando costos para las compañías y guardando cientos de horas más de vida para los trabajadores. Sin embargo, mentes cavernícolas, atrapadas por paradigmas del siglo pasado, son incapaces de concebir que una persona pueda trabajar sin la constante vigilancia de un supervisor y sin ocupar pasiva y silenciosamente un espacio en una oscura cárcel de paredes iluminadas por avisos publicitarios y ceniceros con el logo de la empresa.

Todas las grandes ciudades comparten en mayor o menor medida los mismos problemas: tráfico, contaminación, inseguridad, insatisfacción y depresión. Una persona puede tardarse entre una y tres horas para llegar a su trabajo, tiempo durante el cual se incrementa su nivel de insatisfacción y su nivel de estrés. En consecuencia, esta persona será menos productiva, disminuirá su expectativa de vida y creará un ambiente hostil a su alrededor.

Miles de autos se desplazan en las horas punta, despidiendo toneladas de gases venenosos a la atmosfera, aumentando el calentamiento global y las enfermedades respiratorias de la población. Miles de toneladas de papel se gastan en las oficinas de los complejos financieros y tecnológicos donde priman las falsas relaciones cordiales y se crean sicópatas que, en el mejor de los casos, se conformarán con consumir pornografía y ver fútbol en la televisión.

La tecnología actual permite que para muchas tareas sólo se requiera tener una conexión a Internet. Miles de profesionales y empleados que ejercen labores donde no tienen relación directa con el público, pueden continuar generando dólares para las multinacionales ahorrándoles, de paso, costos locativos y de mantenimiento. Las tres horas que estas personas consumirían en trasporte las podrían utilizar para estar con su familia, estudiar o realizar cualquier otro tipo de actividad que hiciera de la vida un escenario donde el trabajo fuera sólo una labor más y no el centro de la existencia. El planeta podría ser más limpio en términos absolutos de disminución de contaminantes y de disminución, también, de gente insatisfecha, alimentada con Prozac para disimular una amarga vida de frustraciones. Si bien la interacción con los demás es importante para mantener el equilibrio de la sociedad, el escenario laboral no es el más apropiado para generar relaciones de confianza y amistad, es más bien un escenario donde el individuo se resiente de sus congéneres y, en consecuencia, lo vuelven asocial e intolerante.

A pesar de todo, los viejos jefes, poseedores de mentes que no ven más allá de las puertas de sus oficinas, consideran que ser productivo es tener cien mamíferos pastando frustraciones en una oficina que se convierte en campo de batalla para la inocuidad y la antipatía. Quizá el miedo a perder el poder los haga actuar así e ignoren los beneficios económicos que un empleado remoto ofrece a la empresa.

Para centenares de oficinas el orgullo es mostrar carne en series de corbatas y sastres decorados con ojeras. Jefes temerosos de su capacidad de administrar basan todo su poderío en el poder mental de tener seres atrapados en cuatro paredes de icopor.

Se necesita educación actualizada y nuevos paradigmas para que los dirigentes de las empresas aprendan que un computador puede hacer más dinero que un ábaco y que un individuo satisfecho puede hacer más bien a la empresa y la sociedad que cientos de normas y leyes para castigar la delincuencia.

Anuncios

7 comentarios »

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Yo prefiero trabajar desde la casa y desplazarme sólo para reuniones y eventos. El problema es que mi cargo me exige pasar la mitad del tiempo asistiendo a mesas de trabajo. Con mayor razón debería hacer las otras actividades desde la casa para hacer el equilibrio.

    Igualmente, creo que es errado pensar que uno sólo puede producir encerrado en una oficina y en un horario determinado. Sobre todo en casos como el mío que el trabajo está más asociado con procesos creativos que manufactureros. Siendo así no se puede obligar a la mente a que sólo sea brillante de 8:00 a. m. a 6:00 p. m.

    Finalmente, quiero llamar la atención sobre las empresas que contratan por prestación de servicios para no tener nada que ver con sus empleados. Esta modalidad le permite al contratista manejar su tiempo siempre y cuando cumpla con unos objetivos. Igualmente, puede manejar varios contratos al tiempo lo que le significa más dinerito.

    Pero no, las empresas ganan por partida doble porque le exigen presencia total al contratista, y claro, en un país donde el empleo no abunda, le toca agachar la cabeza y aguantar. O sea, la empresa se ahorra el costo de un empleado contratado con todas las prestaciones y al pobre contratista se le acaba la vida, además de perder medio sueldo con deducciones y aportes a seguridad social que deben correr por su cuenta. Es el colmo.

    Comentario por Catalina Trujillo de la U — marzo 26, 2008 @ 11:29 pm | Responder

  2. buen punto de vista… me ahorraria miles de horas.

    Comentario por RacuRock — marzo 27, 2008 @ 7:35 am | Responder

  3. Que dicha fuera que todos los dueños de empresas o gerentes vieran esa posibilidad de trabajo, pero lamentablemente aca el trabajador es el que se expone a un horario especifico, llegando a tiempo a su lugar de trabajo y saliendo quizas después de las horas establecidas, en algunos casos sin remuneración de horas extras, algo así como la explotación laboral que muchos conocemos.
    Aca la oportunidad laboral implica sacrificios y toda mejora para las empresas son consideradas como gastos en vez de una inversión.
    Es difícil romper los paradigmas laborales, establecidos en esta Colombia que cada día quita más oportunidades a los jovenes, aumentando las grandes cifras del desempleo, (así los indicadores muestren lo contrario), porque la realidad del desempleo y subempleo es evidente en cada una de las ciudades del país.

    Comentario por Emilia Lucía — marzo 27, 2008 @ 10:43 am | Responder

  4. Muy linda utopía la que planteás, pero no deja de ser eso, una utopía.

    Me explico. Para empezar, los trabajos que una persona puede hacer desde su casa ocupan una ínfima parte del mercado laboral. Todavía se necesita gente trabajando en las fábricas, vigilando cosechas y hacienda, atendiendo el comercio y la salud, investigando en laboratorios, custodiando la seguridad pública, etc. No niego que ciertas profesiones (periodismo, ingeniería, arquitectura por citar algunas) tranquilamente se pueden realizar desde la casa de uno, pero esas no son las que hacen mover el mundo. O sea, no creo que ésta sea la solución para mejorar el tráfico de las ciudades o bajar el nivel de contaminación global.

    Por otro lado, el hombre tiende al sedentarismo. Trabajar desde su casa sólo haría que subiese exageradamente de peso, no que aproveche las horas extras para dar paseos por el parque.

    Y finalmente, el hombre es hijo del rigor. Sin control, el hombre no se controla. Uno le otorga libertades y termina en libertinaje. No por trabajar más cómodo va a ser más productivo. Puede ser que sea sólo una caricatura del hombre medio, pero Homero Simpson es un claro ejemplo de lo que quiero decir.

    sevemos

    Comentario por Poio — marzo 27, 2008 @ 12:07 pm | Responder

  5. Ir al trabajo … tambien puede ser divertido !!

    http://revista.libertaddigital.com/articulo.php/1275767691
    http://semco.locaweb.com.br/en/content.asp?content=1&contentID=543

    Aunque casos como este … puedan parecer solo un “Experimento que funciono !!”

    Comentario por Klaw^^ — marzo 27, 2008 @ 10:45 pm | Responder

  6. Es interesante que algunas empresas están creando alternativas para el estilo tradicional de trabajo, eso da una pequeña luz de esperanza.

    Es cierto que muchas personas tienden a ser sedentarias pero las que no, tendrían otras oportunidades para desarrollarse personalmente.

    La prestación de servicio es un atentado directo contra el trabajador, sólo sirve para que las empresas ahorren dinero pero no sirven para generar buenas condiciones de laborales en términos de tranquilidad y seguridad para el empleado. En realidad todo tipo de contrato de ese tipo es un subempleo.

    Comentario por darioperezb — marzo 28, 2008 @ 5:57 pm | Responder

  7. chao porfabor dejamequieta

    Comentario por margareeth — mayo 1, 2010 @ 4:40 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: