Pienso y Existo

junio 18, 2008

Cuesta abajo

Filed under: Realidad — Wilmar Perez @ 8:22 am
Tags: , ,

Más triste y deprimente que aquél trágico tango que hace apología a la nostalgia de ilusiones pasadas que ahora son imposibles de arrancar del corazón, es la eterna queja constante de los exportadores colombianos que desde hace más de dos años lloran como magdalenas y amenazan con dejar en el país hordas de desempleados por el efecto, para ellos devastador, de la revaluación del peso frente al dólar. Si bien no se puede negar que una pronunciada revaluación tiene efectos contundentes sobre aspectos fundamentales de la economía, vale la pena ir más allá y plantearse seriamente el por qué los empresarios continúan confiando en la tasa de cambio para ser competitivos. ¿Será acaso que nuestra industria es mediocre y no es capaz de competir en un mercado globalizado a menos que tenga a su favor ventajas de precio inherentes a las valuaciones de la moneda?

 

Es primer lugar es preciso reconocer que la devaluación del dólar lleva a que los exportadores reciban medos dinero por sus ventas en el exterior y, que ante una diferencia de más de mil pesos frente al valor de los billetes verdes hace unos tres años, el golpe en el bolsillo de cualquier empresario debe sentirse de manera significativa. Además el precio disparado de los combustibles lleva el costo de los insumos a las nubes achicando cada vez más el margen de ganancia del producto o servicio ofrecido. Por otra parte, teniendo en cuenta que las remesas se han ganado durante los últimos años un renglón importante en la economía colombiana, el dinero real que termina llegando al país es, en términos absolutos, menor y, por tanto, el poder de compra de muchas familias se ve deteriorado afectando, así también, el mercado interno.

 

Sin embargo, si el dólar se devalúa en Colombia, también lo está haciendo en muchos otros países que resultan ser competidores de los productos de exportación de nuestro país. Por tanto, aquellos países están enfrentando problemas similares a los nuestros y, en consecuencia,  la lucha por el mercado se ha mantenido constante en cuanto a los términos de diferencia monetaria se puede ver. Así que el argumento de la pérdida de competitividad, debido a la revaluación, que esgrimen algunos exportadores resulta poco convincente.  Ahora, si al empresario le están entregando menos dinero por ventas en el exterior, quiere decir que la importación de insumos resulta más barata, así también como la capitalización con moneda extranjera que puede derivar en una modernización necesaria de la industria local.

 

Si la competitividad de los productos se ve afectada por los vaivenes del diferencial cambiario, necesariamente deben replantearse los términos en los que dicha competitividad está diseñada. Los países europeos, con sus costosas monedas, continúan siendo competitivos porque ofrecen calidad que sus clientes están dispuestos a pagar a pesar de los altos costos. Al competir con productos de baja calidad, la única herramienta viable es vender “al bulto” o por diferencia de precio como si se tratara de un bazar de chatarra.

 

Ante las condiciones actuales el empresario latinoamericano debe revisar sus estrategias de competitividad y aprovechar la crisis causada por su falta de visión, para llevar a la industria local a un nuevo ámbito donde sea reconocida en el mundo no como una alternativa barata de adquisición sino como una fuente confiable de productos de calidad.

 

Desafortunadamente nuestra tendencia es traspasar nuestras responsabilidades a los demás y no asumir los golpes del día a día con gallardía para aprender, de manera humilde, a asumir los errores y ejecutar estrategias permanentes y de largo plazo, no coyunturales, para enfrentar posibles crisis futuras.

 

La visión paternalista del Gobierno que, reforzada por el fantasma de un tercer período, es otro elemento adicional que hace que el empresario siempre confíe en un salvavidas de última hora para compensar su falta de visión y planeación.

 

Las universidades deben crear profesionales que sean capaces de competir con conocimiento e ingenio, no leguleyos que traten de vivir  a costas del Gobierno durante las vacas flacas pero guarden sólo para si los buenos pastos de siete años de bonanza.

Anuncios

3 comentarios »

  1. La globalización es asfixiante cuando la economía del país no se mueve en la misma dirección y velocidad, todo cambia y sube diariamente, cada día nos globalizamos más, y lo que no se mueve es el producto activo del país: malos sueldos, productos cada día más caros, mal nivel de vida para muchos, en fin…el dolar y el Euro, desvaloran a nuestros pesos.
    Colombia es un país rico en muchos recursos naturales, pero la realidad es que a lo largo de los días caemos en el despropósito de las alzas del gobierno que nos domina.

    Comentario por Emilia Lucía — junio 18, 2008 @ 10:03 am | Responder

  2. Yo no entiendo mucho de economía, pero los países europeos también sufren con la devaluación del dólar. Los USA siempre se las arreglan para favorecer su economía, dolar caro o barato. El problema de la calidad en nuestro país y de una mayor visión es viejo; además no sé qué le reserva la globalización a países ricos como Colombia (se dice esto de tantos países del tercer mundo) pero con tantos problemas de infraestructura, de desquilibrio social, de corrupción y de falta de educación. Seguirán siendo los mismos de siempre los que aprovechan y uno que otro suertudo.
    De nuevo felicitaciones por el blog. Leyéndolo uno se dice que no todo está perdido.

    Comentario por tajalapiz — junio 23, 2008 @ 4:59 pm | Responder

  3. Cierto, la economia colombiana nunca arrano. Ya Bolivar habia caido en cuenta de ello: Un dia ya independientes se pregunto ¿por que nosomos prosperos como los EE.UU?.

    Y es que no se pueden crear nacione y pueblos simplemente por las armas.

    Y en parte desde alli viene nuestra falta de riqueza.

    Saludos

    Comentario por Minotauro — junio 25, 2008 @ 12:18 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: