Pienso y Existo

septiembre 14, 2008

Juegos de guerra

Filed under: Realidad — Wilmar Perez @ 12:04 pm
Tags: , , , ,

Como es costumbre política, cuando un país tiene problemas internos, el gobernante de turno busca un espectáculo que entretenga al pueblo con el fin de desviar su atención. Una de las estrategias más efectivas es apelar al nacionalismo creando “enemigos” externos y conflictos internacionales que motiven a las masas para apoyar irrestrictamente a su presidente en aras de la defensa unificada de la nación.  La situación política en la vecina República de Bolivia se ha hecho insostenible durante los últimos meses debido, entre muchos factores, a la falta de madurez política del pueblo latinoamericano y a la tozudez de muchos gobernantes de la llamada Nueva Izquierda Latinoamericana que, con la estrategia de convertir sus regimenes al socialismo a cualquier costo, se convierten ellos mismos en verdugos de su propio proyecto.

 

Como si se tratara de un juego de niños donde yo te quito un dulce porque tu te comiste mi paleta, varios embajadores han sido expulsados de sus representaciones en Bolivia, Venezuela y Estados Unidos. Era de esperarse que Hugo Chávez reaccionara fogosamente, como es su costumbre, para ganar protagonismo a nivel internacional y desviar la atención de los graves problemas internos que se van acrecentando en la cuna de El Libertador. Sin embargo, es notorio que el gobierno de Estados Unidos, que  tiende a no responder a diatribas de repúblicas bananeras, haya publicado comunicados y tomado acciones de hecho en respuesta a sus contrapartes del sur. Muchos analistas coinciden en ligar estos hechos con la intensificación de las relaciones entre Rusia y Venezuela que incluye, entre otras cosas, un gran apoyo militar. Es difícil pensar que los herederos de Tolstói estén interesados en Venezuela sólo como reserva energética, ya que sus propias reservas son lo suficientemente extensas, sin embargo, la envidiable posición del país chavista si representaría un activo muy importante en la estrategia de recuperación de fortaleza perdida que durante los últimos tiempos se le ha visto a  la Federación.

 

Preocupante es el acrecentamiento de tensiones político militares, en cualquier lugar del mundo, cuando involucran intereses de rivales de vieja data como los soviéticos y los norteamericanos; especialmente en el escenario post 11 de septiembre que ha llevado a crear en el imaginario popular un nuevo enemigo mundial casi intangible y donde el planeta entero se ha convertido en el objetivo a atacar de manera preventiva, sin advertir que, precisamente, después de los horrores de la Gran Guerra del Siglo XX (primera y segunda parte), la ONU haya prohibido la guerra preventiva como mecanismo para evitar abusos militares enmascarados en buenas intenciones.

 

Mientras tanto los colombianos seguimos jugando a las adivinanzas con el señor Presidente Uribe que ha montado toda una obra digna de Broadway alrededor de su reelección. La obra se ameniza en sus intermedios con infiltraciones de grabaciones a los medios y descubrimientos continuos de asociación de servidores públicos con el narcotráfico y los paramilitares. Los colombianos no nos damos cuenta de la imagen que damos hacia el mundo donde, ante tal río de hechos, es difícil no considerarnos sólo como una “republiquilla” más del tercer mundo. 

 

Estamos presenciando el montaje del nuevo escenario mundial que comenzó hace ocho años cuando dos torres se convirtieron en ruinas en la ciudad de Nueva York. A partir de ese instante el mundo se ha vuelto un lugar más peligroso donde sólo somos fichas en un complejo juego donde, paradójicamente, parece no haberse aprendido nada de las confrontaciones pasadas, más allá del aspecto militar.

 

El alma de millones de muertos de las guerras del Siglo XX y de las dictaduras que brotan como capullos de flor hace varios siglos parecen no gritas suficientemente fuerte para que los humanos controlemos nuestro sistema líbico y tratemos de limitar nuestras confrontaciones a las ideas y a la discusión.

Anuncios

3 comentarios »

  1. Totalmente de acuerdo contigo, no aprendemos.

    Pero me pregunto, que pasaria si EEUU no tuviera un contrapeso??

    Lo que hace EEUU con sus guerras preventivas y al terrorismo y al narcotrafico es, como dices, usarlas de excusas para el intervencionismo, si nadie se les para de frente y les dice “yanquis de mierda”, pues serian totalmente amos y los demas servidores.

    Bueno, un tema muy espinoso y que da muchisimo para hablar.

    Saludos.

    P.D. En muchos circulos se dice que lo del 11-09 fue un montaje del la cupula de EEUU, precisamente para darle al pueblo un enemigo comun, ya que Bush no gano las elecciones y tenia el menor porcentaje de aprobacion comparado con cualquier otro presidente. A saber.

    Comentario por Hector — septiembre 15, 2008 @ 9:58 am | Responder

  2. Que circo tan gracioso es el gobierno de nuestro país y de sus interlocutores. ¿Yo me pregunto que pasaría si todos los demás países como Venezuela se alejaran del gobierno de EU?.
    Si vi un programa en CNN donde comentaban sobre la historia de que lo del 11 de Sept. sería tal vez un montaje, vaya uno saber lo qué es realidad o no, lo cierto es que los muertos inocentes de aquel episodio ya no resucitarán.

    Comentario por Emilia Lucía — septiembre 15, 2008 @ 4:35 pm | Responder

  3. Paradojicamente, nuestra sociedad omnubilada no para de apoyar a aquellos que terminarán por dejar este mundo cada vez peor de lo que estaba.

    Comentario por darioperezb — septiembre 23, 2008 @ 8:44 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: