Pienso y Existo

octubre 24, 2008

Inmigración en tiempos de crisis económica

Filed under: Migración Canadá — Wilmar Perez @ 7:40 pm
Tags: ,

A pesar de las múltiples medidas tomadas por los gobiernos de las principales economías mundiales, la crisis económica mundial ha probado ser inevitable. Las consecuencias de la misma muestran su mayor impacto entre la clase media y baja porque si bien las clases altas ven disminuido su perfil de ganancias anuales, eso no quiere decir que van a tener momentos de hambruna o tendrán que solicitar asistencia social para hacer su mercado del domingo. Sin embargo, incapaces de renunciar a parte de sus ganancias, las grandes empresas simplemente terminarán recortando personal o, por lo menos, detendrán los planes futuros de crecimiento. La mayoría de los inmigrantes trabajan en labores de servicios básicos, es decir, hacen parte del último eslabón de la cadena que, finalmente, termina siendo el más débil. ¿Cómo pueden sobrevivir los inmigrantes o, aquellos que apenas tienen un sueño de inmigrar, durante estos tiempos de crisis económica?

 

Si bien el panorama puede parecer oscuro para millones de inmigrantes, resulta paradójico que son precisamente aquellos cualificados los que corren un mayor peligro de perder su empleo. Es posible que la situación se torne más difícil para los ciudadanos norteamericanos o europeos, sin embargo, tendría que ser un panorama muy oscuro el que llevara a que ellos volvieran a realizar las múltiples labores humildes que realizan la mayoría de los inmigrantes. Sin embargo, para las multinacionales resulta más fácil recortar posiciones de profesionales y quizá buscarles reemplazos offshore en caso de ser necesario. El inmigrante o aspirante a serlo, tiene la opción de llorar sobre su situación o puede aprovecharla para ofrecer servicios competitivos con el esquema que tengan que adaptar las empresas para mantener un equilibrio entre sus costos y las ganancias que planean tener.

 

En cualquier caso, la crisis financiera podría ser una oportunidad para apreciar los valores no consumistas de nuestra vida. Quizá se deba ser prudente a la hora de comprar un nuevo televisor de plasma, pero quizá se pueda disfrutar mejor compartiendo en familia alrededor del viejo televisor o, mejor aún, alrededor de la calidez de un relato o una buena conversación. El inmigrante puede aprovechar la situación de quizá perder tiempo de empleo para vivir y recortarle un poco a esas 18 horas diarias que muchos acostumbran trabajar. El aspirante a inmigrante debería repensar sus planes de viaje y quizá, esperar un poco, a que sea más atractivo el panorama laboral y aprovechar para pensar mecanismos de adaptación en tiempos de crisis con condiciones más difíciles.

 

Al hablar de condiciones de crisis difíciles para los inmigrantes no es sólo el aspecto económico, sino que en este tipo de situaciones el ser humano busca a quien cargarle la culpa, por tanto, no será de mucho esperar que comiencen a salir a flote comportamientos xenofóbicos y que, aún más, éstos sean hostigados por políticos en campaña que verán un caldo de cultivo para exacerbar los ánimos y conseguir más votos.

 

Es una buena oportunidad para que también el inmigrante piense que ese país que le abrió las puertas no sólo es una fuente de ingresos económicos sino una fuente de aprendizaje cultural y ahora, será interesante ver como cada país y región enfrentará los tiempos de crisis. Es quizá una oportunidad dura pero interesante para el aprendizaje del comportamiento ante los momentos difíciles. En el caso de los latinos, necesitamos aprender mucho de los demás para asumir los retos y volvernos metódicos y constantes a la hora de que se enflaquezcan las vacas.

 

Después de unos años las consecuencias se reflejarán en aquellos que supieron aprender y aquellos que no, depende de cada cual ver como querrá asumir ese reto.

Anuncios

4 comentarios »

  1. Muy interesante el punto que tocas, Dario. Desde este lado de la situacion, me atrevo a decir que el inmigrante tiene una ventaja en tiempos de crisis economica, por lo menos en Norteamerica. El norteamericano esta acostumbrado a una vida en la que impera el consumo, esta acostumbrado a obtener YA lo que desea, y despues vera como lo paga a futuro, apela al credito para satisfacer sus apetitos; no conoce otra manera. No se imagina por ejemplo, el tener que ahorrar dinero para comprar esa TV de plasma de aqui a un año, el concepto le resulta simplemente inconcebible. En situaciones como ésta no sabe que hacer, y en general, acarrea deudas que lo hundiran si queda desempleado. El inmigrante latino, con todas sus falencias, esta mas preparado para adaptarse en tiempos de crisis. No digo que resulte facil, pero muchos de nosotros venimos de culturas que privilegian el trabajo y el ahorro, y estamos acostumbrados a sobrevivir a la inestabilidad, creo que somos mas prudentes en cuanto a nuestro estilo de vida.
    Distinta es la situacion del que esta todavia en su pais y aspira a inmigrar, es cierto, pero como bien decis, la adaptacion es clave, estoy seguro que el perseverante llegara a su meta mas alla de las condiciones o los desafios.
    Saludos.

    Comentario por El 22 — octubre 24, 2008 @ 9:38 pm | Responder

  2. De acuerdo con el loco, aunque en mi caso particular estoy repodrido de pasar crisis en Uruguay que ya las quiero pasar en otro lado. Mientras no falte la comida jejejeje. Las crisis son duras pero nos tiemplan para tiempos duros.
    El post bárbaro, pero es mi opinón personal, saludos ;-D

    Comentario por leonardo — octubre 25, 2008 @ 7:25 am | Responder

  3. Ale: Tienes mucha razón en el caracter menos consumista de nuestros países. A pesar que nos han intentado meter el consumismo por la venas, las posibilidades económicas no lo permiten en su totalidad y eso ayuda que para nosotros no sea una tragedia tener el último iphone. Precisamente, es tipo de cosas debemos tomarlas como ventajas para enfrentar esta crísis.

    Leonardo: Yo estoy en las mismas que tu, me quisiera ir mañana mismo, sin embargo, pienso que yo quiero salir de Colombia a tener una mejor vida y prefiero pasar necesidades a 25oC que a -15oC cerca a mi familia. No es que abandone la idea de salir, pero me parece que la tardanza en mi proceso puede ser, inclusive, un golpe de buena suerte.

    Muchas gracias por sus comentarios

    Comentario por darioperezb — octubre 26, 2008 @ 10:45 am | Responder

  4. Veremos que pasa a corto y mediano plazo. Tengo la sensacion de que el canadiense en particular no va a ser sacudido por esta crisis como los ciudadanos de otros paises.
    Coincido con Leo en que prefiero estar aca y no en Argentina (o Uruguay, o Colombia) hasta que esto pase; por supuesto, puedo estar equivocado. Saludos.

    Comentario por El 22 — octubre 26, 2008 @ 12:08 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: