Pienso y Existo

noviembre 6, 2008

Muchas gracias Mr. Bush

Filed under: Pensamientos — Wilmar Perez @ 9:05 am
Tags:

Entre las eternas conversaciones bohemias que se dan en oscuros rincones de un pequeño bar donde suena una rockola llena de sueños, pesadillas y frustraciones se tejen teorías sociológicas, políticas y evolutivas y se habla del mundo y sus temores, se dio hace pocos días un interesante debate sobre la conveniencia o no para la humanidad de la llegada de Obama al poder. En un momento de alta fragilidad de la economía mundial y donde los conflictos con tintes fundamentalistas pululan en toda la tierra, es una bocanada de aíre fresco la llegada del descendiente de Kenia al control de la nación con mayor poderío financiero y militar del Planeta. Sin embargo, entre copas nos preguntabamos: ¿se podría pensar que para el bien de la humanidad en su conjunto sea mejor la elección de un republicano que acentué los problemas actuales y obligue al renacer de una sociedad de manera brutal?

 

La presidencia de Obama es probable que logre solventar poco a poco la crisis financiera norteamericana, con su correspondiente efecto sobre las demás economías del planeta. Es posible que se logre también hacer una política internacional que no lleve a la polarización mundial contra la política estadounidense, evitando, así, caldos de cultivo para peligrosas ideologías fanáticas y populistas como las que hoy se ven en varios lugares de la Tierra. Por tanto, el imperio reinante actual, el imperio gringo, tendrá una nueva oportunidad para continuar su expansión e influir como ningún otro en la vida de los demás pueblos. Debido a la génesis del pueblo de Washington, la falta de una filosofía ha llevado a que su posición ante el mundo sea mucho más débil que la de otros  imperios pasados: los romanos, los otomanos, los chinos y hasta los mongoles, que a falta de cultura propia absorbían las de sus adversarios.  Esa falta de filosofía ha sido reemplazada por el hipermercado, el consumo y las papas fritas lo que, irremediablemente constituye una bomba de tiempo para que bajo un futuro nuevo gobierno republicano fortalecido, el daño que pueda infringirse sea aún mucho más grave.

 

La hipótesis que se planteaba durante nuestra improvisada discusión era: ¿Será posible que para el bien del mundo a largo plazo pueda resultar más rentable forzar un periodo de oscurantismo en las condiciones actuales que esperar que la hecatombe sea mucho mayor en el futuro bajo unas condiciones reinantes más extremas en el clima político y económico mundial? Tómense, por ejemplo, dos casos históricos: la quema de la Biblioteca de Alejandría y la Inquisición. En el momento de mayor apogeo de la Biblioteca de Alejandría, se sabe que los científicos de la época habían logrado desarrollar teorías que, de haberse continuado estudiando, hubieran llevado, quizá quinientos años antes de 1960, al hombre a la luna y, quizá, en esta época ya tendríamos asentamientos en Marte o en alguna de las lunas de Júpiter. Pero, igualmente, se habría tenido la bomba atómica en manos de los poderes monárquicos de aquellas épocas.  ¿Qué hubiera sido, por ejemplo, de los musulmanes si durante las cruzadas la Iglesia Católica hubiera tenido NAPALM? ¿Quizá una bomba atómica hubiera sellado la suerte anglosajona en el intento de invasión española? Es decir, ¿hubiera sobrevivido la humanidad a su propia tecnología? Circunstancias similares se presentaron durante la Inquisición, gracias al poder monárquico del Papa, y a su temor a  perder el Status Quo, se limitó el pensamiento de la época llevando a una época de oscurantismo en Europa que sólo pudo ser superada varios siglos más adelante. Así que, de igual manera, ¿qué hubieran hecho los monarcas y señores feudales de la época, inclusive la misma Iglesia, con el control natal o las posibilidades de control genético que, quizá, se hubieran podido desarrollar durante esa época de no haberse puesto una barrera a la intelectualidad?.

 

Las dudas seguían surgiendo en medio del debate y surgían preguntas como: ¿Será que, como los lemures, los humanos desarrollamos instintos “suicidas de intelectualidad” cuando estamos en el borde de destruir nuestra propia civilización? Todo esto no son más que conjeturas llenas de complejos cuestionamientos. Pensar que un gobierno Republicano, que lleve el mundo a sus extremos y cree de manera forzada conflictos que desaceleren el progreso científico, puede ser más adecuado que un gobierno de mente abierta, que permita una sociedad que se piense a si misma, es, a mi parecer, una manera pesimista de ver al propio ser humano.

 

La conversación nunca llegó a un acuerdo, sin embargo, yo aún confío en el mundo, confío en que los seres humanos, dentro de todos nuestros errores a los que nos lleva nuestro sistema límbico, tenemos la capacidad de aprender y sobrevivir a las catástrofes de nuestra sociedad. Se puede argumentar que sólo somos una especie más como las muchas que se han extinto, sin embargo, sin necesidad de acudir a ideas religiosas, el hecho de contar con una de las maravillas de la evolución: la corteza cerebral, nos hace ser únicos dentro de lo que aún conocemos. Esto es  una gran responsabilidad por una gran apuesta de la naturaleza que, en términos evolutivos, “no da puntada sin dedal”.

 

Un ejemplo de que nuestra sociedad puede aprenderse a si misma la da la misma elección de Obama. Un ejemplo de cómo un pueblo que sufrió los extremos del racismo le da ahora un ejemplo al mundo de elegir a un presidente que no sólo es mestizo sino un descendiente directo de inmigrantes. Hay que tener fe en la humanidad, no la fe ciega de los falsos profetas sino la fe que como seres humanos nos ha llevado a construir una sociedad aún endeble pero compleja y rica en conocimiento.

 

Muchas gracias Mr. Bush, si no hubiera sido por la cantidad de estupideces cometidas en su mandato este experimento social, este punto de inflexión en la historia no hubiera sido posible.

Anuncios

3 comentarios »

  1. Realmente me gustó el post.
    Pero quiero puntualizar algo: Lo que nos diferencia como humanos es el neo córtex, además de que los chimpancés y Bush también la tienen.

    Comentario por leonardo — noviembre 6, 2008 @ 7:30 pm | Responder

  2. Fantástico! Muchas gracias por la aclaración Leo! Si, tienes toda la razón.

    Aprovecho para agradecer a Marco por otros comentarios que me hizo offline. Tenía razón, me estaba contradiciendo porque intenté decir mucho en poco espacio. Creo que ahora con unos arreglos quedó con más sentido. De nuevo, muchas gracias.

    Comentario por darioperezb — noviembre 6, 2008 @ 9:56 pm | Responder

  3. Buen post el que citas.
    Yo diría que al fín y al cabo todos evolucionamos de los primates, entre ellos los lemures, quizá por eso tenemos esos preconceptos de diferencias raciales, sociales, etc, y muchas veces nos quedamos inmersos en hecatombes sin sentido, como cuando los primates se pelean por un banano. Ojala el nuevo aire de partido de Obama le de al mundo una nueva y mejor visión del país que representa, para que así todos en esta selva llamada “mundo” podamos de algún modo ver y tener buenas infuencias mundiales en todo sentido.

    Comentario por Emilia Lucía — noviembre 7, 2008 @ 1:37 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: