Pienso y Existo

marzo 31, 2009

En busca de la infelicidad

Filed under: Realidad — Wilmar Perez @ 7:24 am
Tags: ,

Después de los trágicos resultados de la Segunda Guerra Mundial, donde perdieron la vida más de cincuenta millones de personas, donde naciones poseedoras de un alto desarrollo artístico y científico se convirtieron en genocidas, donde razas enteras fueron condenadas al exterminio, donde se desvalorizó la vida humana hasta un punto más allá del raciocinio; después de la barbarie y la inconciencia, se creó la Comunidad de Naciones, que luego se convertiría en la Organización de las Naciones Unidas. En principio su objetivo era simple: evitar que de nuevo sucediera una masacre de similares proporciones, evitar que los pueblos alcanzaran tales niveles de locura y concertar mecanismos comunes de negociación entre los países.  Quizá el principal punto específico que se deseaba alcanzar en el momento de la creación de la ONU era evitar la llamada guerra preventiva, es decir, aquella donde un grupo ataca a otro por si acaso éste lo iba a atacar después.  En otras palabras, evitar la “esquizofrenia política e ideológica”. Es triste, por tanto, escuchar al señor Ministro de Defensa colombiano hablar de la validez de la guerra preventiva justificada por “motivos de seguridad nacional”, sin considerar las consecuencias colaterales y de largo plazo que tal filosofía puede llegar a tener.

 

(more…)

Anuncios

marzo 8, 2009

Agujeros negros

Filed under: Realidad — Wilmar Perez @ 8:12 pm
Tags: ,

Después de años de horrendos asesinatos, Hutus y Tutsis mantienen una tensa calma en Rwanda mientras el gobierno de ese país, en un acto de dignidad histórica, se prepara para rechazar la ayuda internacional que llega de Norteamérica y algunos países europeos. Zimbabwe se debate en medio de una devaluación extrema de su moneda, recordando las oscuras épocas del Marco Alemán en la época de la gran depresión. Bembea niega con vehemencia haber tenido participación en los genocidios del Congo. Jacob Zuma se perfila como el vencedor más probable de las elecciones presidenciales en Sudáfrica sin importar que durante los últimos cuatro años haya recorrido tribunales respondiendo por cargos de corrupción, lavado de activos, fraude, estafa y acceso carnal violento (¿será que con la famosa ducha que se dio para evita el SIDA también le alcanzó para evitar la justicia?). Etiopía mantiene aún tropas en Somalia, gastándose en  guerra lo que no tiene para gastarse en comida. Mauritania se debate en medio del aún reciente golpe militar. La delicada paz en Costa de Marfil tambalea a raíz del enrarecido ambiente político. Haití lucha para defender su tradición independentista enfrentando las potencias, la naturaleza y los fenómenos heredados de los Duvalier. ¿Será acaso que el mundo negro no tiene futuro? ¿Será que estamos condenados a ver como los descendientes de los grandes reinos africanos se pierden en la condena de la historia?

 

(more…)

marzo 1, 2009

La cátedra de Seth

Filed under: Realidad — Wilmar Perez @ 6:49 pm
Tags: ,

En las democracias modernas el constituyente primario tiene el derecho y obligación de elegir y fiscalizar a sus gobernantes para garantizar que éstos actúen, de manera ética, eficiente y oportuna, frente a las necesidades y problemas de su pueblo. La intervención del “elegido” en los aspectos decisivos de la política y la administración estatal deben ser acordes con un comportamiento moral ejemplarizante, como, por ejemplo, aquel que dicta que el capitán es el último en abandonar el barco. Debido a que, por naturaleza, el hombre puede crear, fácilmente, un sistema paralelo de valores con el fin de alcanzar metas personales que, erróneamente, él cree son las metas de toda la sociedad; los miembros constituyentes de cada democracia deben crear mecanismos de control que levanten voces de alarma cuando alguno de los poderes se extralimita o comienza a difuminar las fronteras de lo debido y no debido. Cuando los mecanismos de control fallan,  los gobernantes se vuelven arrogantes y dictatoriales. Cuando los gobernantes fallan y el pueblo los tolera, es todo el conjunto social el que, irremediablemente falla, llevando el mundo a situaciones extremas de tolerancia de los abusos como el fascismo, el apartheid y el racismo, solo por mencionar una cuantas.  El DAS-gate colombiano de esta semana es, claramente, el resultado de la tolerancia extrema que el pueblo ha tenido hacia las medidas extremas de su administración, con la excusa de combatir al “enemigo portador de todos los males” cuando, en realidad, el verdadero enemigo del desarrollo colombiano está en la perpetuidad de ese tipo de comportamientos gubernamentales a través de los años eternos del periodo post-guerra de Los Mil Días.

 

(more…)

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.